jueves, 12 de junio de 2008

Música para carruseles

Cada vez que salgo a la calle me confunden con piedras, y la gente tropieza conmigo.

No quiero admitir aún que la contemplación es un asunto en solitario. Me es tristeza admitir que lo estoy admitiendo.

Entonces mejor cerrarse a la calle. A veces es cierto, se puede elegir el invierno y marchitarse en silencio. He ahí la mirada, cuando extrañamente se escurre por ambos lados del cristal. He ahí una hoja, cuando se ha de escribir lo que se ha escrito.

Me es tristeza saber que la tristeza no se redime a sí misma.
Los carruseles no deberían danzar vacíos. Me obligan a contemplarlos…

Vamos, estoy aquí, soy letra, dame apariencia de sueño que tengo la vida rota.

18 comentarios:

kany dijo...

Gracias.

Daniela dijo...

Vamos, estoy aqu{i............lindo y triste..............un abrazo para contemplar esa ausencia

humphrey dijo...

Llegue para que con tus letras alegraras mis sentidos.

La tristeza no se redime Marcelo, pero puede sobreescribirse de esperanza.

Vivo tus letras, las piedras sirven tambien para crear una morada, calida y viva.

Un enorme abrazo
Humphrey

Pipa Hidraulica dijo...

Mi abuela dice que en las calesitas de su epoca ponian musica de la orquesta de De Angeli

Sirena Varada dijo...

No hay otro destinatario ni otras palabras que lleguen tanto como las que se encuentran a la deriva estratificando la memoria de los hechos.
Di que vas acompañado cuando te pregunten si vas solo, en las piedras, en los escollos que encuentres, en cualquier recodo camino… Di que vas acompañado haciendo astillas la soledad.
Un beso

siempre el mar dijo...

Que bonitas palabras Marcelo... Me gustó la música para carruseles que he podido escuchar entre líneas.
Muchos besos.

Lágrima del Guadiana dijo...

Tu magia en el decir, en el sentir, hace de la torpeza en mis palabras una sensación bellísima que echaba de menos...

¿Quién quiere redención, existiendo tus letras?

Abrazos giratorios

Gabriela dijo...

Lindo y triste...quién mejor que tú para saberlo.

Yo, quien te contempla desde lejos.

g.

marina dijo...

los carruseles vacíos atrapan las miradas, y allí se reune, aparentemente solitarias, se entrecruzan y danzan...

un beso,
:-)

Vivian dijo...

Marcelo
A veces no se puede luchar contra la tristeza, por mucho que te digan que la vida es linda, que mires el sol y que los pajaritos cantan; pero después de las grandes tormentas, siempre vuelve la calma.
Hermoso lo de los carruseles.
Un beso.
¿Sabes cuáles son los bienvestidos? (Unos árboles que hay en Cuba de flores rosas)
Es que te iba a decir algo de ellos, cuando el sol los cubre, pero no sé si los conoces. No importa. La tristeza va y viene.

kany dijo...

hay
cos
hermos
colo
turque

Clarice Baricco dijo...

Tendrè que salir a la calle con cuidado, quizà tambièn me confundan.

Un placer leerte.

Gracias.

Saludos.

G

abril dijo...

me recordaste a serrano cantando
"Y ahí lo tienes encerrado en casa,
temblando como un niño,
sellando las ventanas,
para no ver, ni escuchar,
sentir, notar la vida estallando fuera.
Por miedo a sentir miedo
fue a la cama,
como una oruga se escondió
y envuelto entre las mantas
se durmió,
hizo humo el sueño
y se olvidó del mundo
por miedo a despertar"

me encanta el titulo, me devuelve mi sueño de carruseles.

Paz de la Vida dijo...

Todos tenemos un poquito de agujeros en la vida !!! y al igual que usted me es dificil contemplar entre una multitud gris .
Cariños

Amaranta dijo...

sumergíos ... en el mayor de los sentidos...

gracias por dar una vuelta...

DianNa_ dijo...

Una sonrisa para disipar la bruma de la tristeza y la melancolía :D

Preciosas letras, amigo.
Besos y pasa buen día ^^

María dijo...

Hola; Marcelo.

Tenía tiempo que no te visitaba. Pero heme acá de vuelta.
Muy hermoso tu espacio y este texto en particular muy bien sentido.

Enhorabuena

María

kany dijo...

:..
....:.....semillitas de sésamo!

:....::......:.....::...