domingo, 1 de febrero de 2009

Tú, de muño y coma

Hombre, mira tú a la cara, mira las manos las llagas, corrompe tu criterio y vuelve de tu limbo colchón, date cuenta que respiras y callas, date cuenta que estás vivo a lo prisionero, tú, no me digas lo que le pasa al resto, no me relates en tercera persona de punto aparte, quiero verte llorando y que se te agoten las comas, quiero que tiembles de nudo pecho, quiero te abochornes de niño, quiero que hagas pan, con tu sudor y tus brazos, con tu propia rabia de muños y nuncas y quereres de un querer o no, hay un mundo allá afuera llorando, no pronuncies nada como si no te pertenece, estás en deuda, no me vengas a creerte todo, por ahora guarda silencio.

Más allá de la bruma y el cielo. El silencio puede ser el más noble regalo cuando se acompaña de cobijo, y puede ser la más profunda certeza cuando se comparte.

6 comentarios:

campesina dijo...

Me quedo con ese bochorno de niño y ese temblor tan humano. Es mejor no hablar si se niega lo esencial...y mejor aún extenderse largamente hasta agotar las comas y los signos.

volviendo del limbo colchón

ps:la foto 2009 es muy linda...

ciudadana del mundo dijo...

"El silencio puede ser el más noble regalo cuando se acompaña de cobijo, y puede ser la más profunda certeza cuando se comparte".

Sin duda una gran frase.Bonito texto y gracias por pasarte por mi blog, sin duda un honor.

Saludos.

Blanka dijo...

Encantador, pero triste.

media luna dijo...

Pues he de quedarme en silencio ante tu bellísima prosa poética. He de guardar silencio por ahora...
Un placer haber descubierto tu blog. Lo hice através de los versos de la Maga.
Un saludo.

ZorrO-Urbano dijo...

Comparto lo del silencio. O sea que tan básico no soy...

campesina dijo...

"algodones y mariposas musicales nos estarán esperando"...qué decirte, gracias a ti.

saludo cariñoso