miércoles, 10 de diciembre de 2008

Gotas

Gotas de rocío lluvia sobre la almohada que tienen forma de pájaro enjaulado, de Minotauro mirando a lo lejos más allá de los muros del laberinto en el que fue encerrado, qué será de esa bestia, triste, tan como sola a lo mejor, nadie le ha preguntado.

Tal vez algún día dejaremos de temer tanto y podamos preguntarle,
a lo mejor incluso hasta creamos en caminar sobre la hojarasca de la tarde, y en dar lumbre más allá del fuego.

3 comentarios:

Prado dijo...

Hemos llegado a un punto de entendimiento. Salúdole admirativo.

SuB-UrBaNa dijo...

De ahora en adelante yo sólo busco lumbre.
Envío té desde el Fin del Mundo. Y marraquetas.

aitana dijo...

qué preciosidad...
por un año lleno de preguntas.
Abrazos brazos.