viernes, 11 de septiembre de 2009

El mito

El mito ha sobrevivido a través de relatos, de boca en boca, de resabios a veces escondidos, de deudas, y se ha recuperado por medio de algunos libros. Por tanto, se podría plantear la posibilidad de que la escritura sea tal vez de los pocos lugares posibles para la mantención de la utopia.


Hoy, en este nuevo 11 de septiembre, sigo creyendo, creo en luchar por un sistema más justo, aunque vea a diario, hoy por hoy, después de tanto olvido, que sea mi propia gente la que acomete más injusticias, sobre todo si es mi propia gente la que acomete más injusticias.

3 comentarios:

Gabriela clavo y canela dijo...

El rito, a diferencia del mito nos dice: "hacemos esto porque una vez..."
El mito, es entonces el punto de referencia en un tiempo que está más allá del hombre y del tiempo mismo.

Saludos cordiales.

G.

campesina dijo...

yo también sigo creyendo, como tú, aunque vea lo mismo que ves tú, y me acosen la duda y la desconfianza.

Algo sobrevive, como el mito, a través de los relatos de boca en boca, de once a once, de texto en texto, como en un ejercicio surrealista que teje la consigna desde el inconsciente.

Sí, la escritura resiste al lenguaje del poder, hay que insistir en el intento.

abrazo de 18

Javier dijo...

jajaja ¿en serio? ¬¬