jueves, 1 de enero de 2009

Hora cero en el Thames

Me imaginé en un surco, me imaginé que estaba allí lejano pero nada distante caminando ilusoriamente como susurrado, mis manos en los bolsillos, un cigarrillo tal vez, en esa postura perfecta de ser nadie sin perder el aliento, me imaginé yo estando allí entre los adoquines y las ropas, el vapor del frío en esa orilla dibujando canciones mal entonadas entre ya evidentes borracheras de la gente ansiosa ostentando sus botellas de champagne y su poca tolerancia a la vergüenza, era próxima ya la hora doce, era ya la vendimia del olvido absoluto como diciendo ya falta poco para mandar todo a la mierda, era ya la hora cerca, yo caminando. Y entre caminata me detuve yo y se detuvo el mundo, los relojes llegaron a doce y se abalanzaron los gritos, los descorches, los abrazos, sin ver las caras, sin reconocer a la gente, abrazos buscando el nexo de ejecutar el embrujo de que a la mierda bien mierda se haya ido todo porque aquí empezamos de nuevo. Y entonces los fuegos de artificio, lo mejor que puede suceder para ocultar el propio abismo y llorar en secreto mirando las luces a lo lejos.

Luego el tiempo que resucita y te recuerda que no se detiene, y lentamente las gentes se retiran cabizbajas de esa orilla y sólo la humareda a lo lejos, la mugre desparramada por todas partes, las botellas vacías entre chocando, los gritos clamando a la nada de tanto en tanto, quedan de efímera huella de que algo allí ocurrió.

Comenzar de nuevo, comenzar un comienzo que no comenzará solo. En silencio observamos de reojo como si todo fueran pedazos, como si nuestras bocas y la vastedad de nuestras almohadas fueran pedazos también, ya ha comenzado nuevamente la hora cero, y aquí estamos donde mismo.

Pedacitos de mundo entre los dedos, pedacitos de cielos y de mundos entre las yemas de los dedos, aires mantenidos a saber, sabores también, la mesa sonriente, expectante, tal vez ni siquiera eso y tan solo mesa, sobrepuesta, superpuesta la mesa allí toda mesa que no afloja ni cojea, mesa, como mesa todo así que lo mira todo, que recibe todo, los mundos, los cielos, pedacitos de mundos entre los dedos. Y entonces se aparecen nuestras manos y marcan una silueta al tomar un trozo de pan, al tomar un lápiz, al tomar una hoja o un cigarrillo que de reojo apunta a una ventana, hay un antes y un después: lo que fuera mesa se convierte en puerto, lo que fuera bruma se convierte en viaje.

Los pedazos ahora tienen sus luces encendidas. Es un buen comienzo.

11 comentarios:

Agostina dijo...

Fue sorprendente encontrarme con un comentario suyo después de tanto tiempo. En realidad es un gusto.
Mis neuronas quedan chicas a la hora de interpretar sus pensamientos.
Un saludo.

Agostina dijo...

No quiero irme sin decirle, también, que es asombroso lo que acabo de leer, admirable.
¿Cómo se hace?
Las fotografías, del mismo modo, son tan bonitas...

Marie Augustine. dijo...

GRan gran gran blog.

Fuxia Magellanica dijo...

Asi es, creo que las personas se refugian en ese festejo para tratar de comenzar una nueva etapa y se ilusionan con las luces, el espectaculo de tantas almas, que rebozan en optimismo, para volver a nacer...

Palabras bien esculpidas

Feliz 2009

Blanca Lewin dijo...

Claro que fue el Papa Gregorio, de ahì nuestro calendario "gregoriano".
Excelentes fotos, señor, gracias por pasar.
Feliz Año para usted.

Allek dijo...

Feliz 2 mil 9..
mucha tinta y Paz-Ciencia..
un abrazo...

Usul dijo...

Muchas gracias por tu buena onda Marcelo. Con mi amigo Fernando nos alegramos mucho cuando alguien se comunica con nosotros! (y es que en los blogs de música, generalmente la gente llega, descarga y se va silenciosamente).

En cuanto a Henry...ummm...no le disfruto mucho el fútbol yo jajaj, aunque que me digas que "no es nada del otro mundo" igual sorprende! Pero más me asombra lo que me cuentas de king crimson!!!!!!!!! Y yo que sueño con ir a Inglaterra algún día, a ver si me "tercio" con algún buen recital de alguna banda fundamental de rock progresivo. Como me decía mi compañero de blog, parece que nadie es profeta en su propia tierra, no? En fin, mientras haya personas que escuchen(mos) a los King, y a otras tremendas bandas de rock con espíritu, se mantendrán vivos. En nuestro humirde blog apostamos por eso ;)

Ven a visitarnos cuando quieras, te linkeamos a nuestros amigos, y luego leeré tus escritos en tu "Bote en Turquesa". Me gusta mucho la lectura :D

Visita este post y cuéntame si te gusta

http://ensaladasurtida.blogspot.com/2008/09/hoy-ando-con-ganas-de-escribir.html

Abrazos desde chilito, específicamente desde Santiasco y viña

Usul (Sebastián), Xtalk3r (Fernando)

Usul dijo...

Que loco que en mi último día con conexión (me le corta entre hoy y mañana...esto de la crisis mundial compadre...) nos hayamos encontrado en el vasto universo de la net. Dos chilenitos de oídos inquietos acercados miles de kilómetros gracias a un par de discos compartidos en un blog en pañales y a diversos pensamientos plasmados en un bote en turquesa :D. Me alegra mucho conocerte compadre, y que la música nos una. Que loca la historia del taxista. Creo que efectivamente algunos de ellos deben tener algo de magia, como uno que hace unos años me invito a quemar una matita a su casa y a escuchar Led Zeppelin, y que al momento de querer cobrarle la invitación tampoco lo pude volver a encontrar. Bueno, esos momentos mágicos de la vida son lejos lo mejor de ella no? Sobre todo en el frío mundo que nos rodea, cuando algo inesperado y espiritual sucede, uno quisiera alargar el tiempo para prolongar lo más posible ese espacio, y ser un coleccionista de experiencias y recuerdos. Al menos supongo que Inglaterra te ha regalado mucho de eso

Un gran abrazo para tí, y cuando estés en nuestras tierras nos avisas y te quemamos un disco con toda esa música que en este momento no puedes conseguir. Por que el arte es de todos :D

Éxito con la revista hermano, y suerte en todo

Sebastián

XtalK3r! dijo...

hola marcelo, te escribe la otra mitad del arbol...

sabes me alegró mucho leer tus palabras y pensamientos, eso es justamente lo que esperamos que se convierta el arbol, un espacio no solo para compartir musica, sino para debatir y comentar con conocimientos de la misma.

En fin,muchas gracias por tus palabras y nada mas que nos sigas visitando,el arbolito estara medio lento esta temporada enero - marzo, ando en el trabajo y el tiempo para dedicarme a mi pasion es muuuy poco creeme.

Y eso, un abrazo a la distancia y que la buena musica nos una

saludos, Fernando

ps: me gusto mucho lo que escribes, tambien soy adicto a la lectura y felicitaciones por tu espacio

Sirena Varada dijo...

Una sucesión de palabras prometedoras que se detienen porque tú te detuviste, y se detuvo el mundo para luego resucitar porque sólo era un espejismo.

Si caminamos no nos alcanzarán, y la bruma se convertirá en viaje.

Marcelo, te felicito; has escrito de manera tremendamente seductora en fondo y forma.

Un abrazo

media luna dijo...

A veces siento como si todavía estuviera en la hora doce, pero no sé muy bien de qué año. Todos parecen iguales hasta que un día la bruma se convierta en viaje.
De nuevo, un placer poder leerte.